Transformación Libre


Una de publicidad
10 junio 2007, 2:18 am
Filed under: Críticas, Vídeos

Hace ya varios años que me viene interesando mucho el mundo de la publicidad. De hecho, me he planteado más de una vez estudiar esa carrera. Sin duda lo considero una forma de arte más, como puede ser el dibujo, la fotografía o el cine. A veces leo o me cuentan técnicas, trucos, principios y demás cosas que se utilizan a la hora de “fabricar” publicidad, y resulta realmente increíble ver como está todo planeado hasta el último detalle. “En publicidad nada ocurre por casualidad” me dijo una vez un profesor. Si uno se fija, puede ver como el reloj de agujas que aparece en un anuncio siempre marca las 12:55 o la 1:50 aproximadamente, y es que está comprobado que el ángulo que así forman las agujas es el que más cómodamente percibe nuestro subconsciente. Por no hablar, obviamente, del código de colores en el que se atribuye a cada uno una sensación diferente (negro=tristeza/elegancia, naranja=vitalidad, etc.), utilizado mucho en carteles, publicidad de prensa…

Como en todo, existen anuncios increíblemente buenos y los hay impresionantemente malos. Personalmente creo que, por lo general, en la actualidad los mejores anuncios de TV son los de Coca-Cola y los de coches, salvando excepciones como los de Citroën (desde mi punto de vista son banales, cutres y a menudo inefectivos). Existen otras campañas como las de Aquarius, también muy interesantes, tanto en TV como en prensa, cartelismo, etc., las de Adidas o Nike… También los hay muy cansinos, como la publicidad de ING que está en todas partes y a todas horas y ya aburre hasta a las piedras.

A la hora de valorar un anuncio, al igual que al confeccionarlo, creo que se deben tener en cuenta un sin fin de aspectos. Por una parte, quizás lo más importante sea fijarse en la eficacia comunicativa, ésto es, que consiga el propósito para el que fue creado (vender, persuadir…). Para ello se puede optar por dos caminos. El más fácil es el directo y clásico, tipo Cillit Bang, pero existe el otro camino, el que busca la originalidad. Éste sin duda lo considero muchísimo más arriesgado, no sólo por la difícil tarea de conseguir y realizar una buena idea, sino porque se ha de tener cuidado de que tanta espectacularidad o impresión no desvíe la atención del espectador al anuncio y no a lo que se anuncia. Un ejemplo de ésto es el famoso y reciente anuncio de Bruce Lee (“be water, my friend”). Éste se hizo increíblemente famoso, todo el mundo conocía ya la famosa frase y las imágenes donde se pronunciaba, pero apuesto a que a la gran mayoría de esas personas, si les preguntásemos, no sabrían que se anunciaba el nuevo BMW X3…

Como he dicho, en mi opinión gran parte de la mejor publicidad está en los anuncios de automóviles. He buscado algunos de mis favoritos (aún en emisión) y aquí os los dejo. Seguramente ya los habréis visto, aunque creo que merece la pena volver a echarles un vistazo:

Ford Mondeo
Nissan Note
Renault Mégane GT


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: